María Trinidad Peralta Carpio es una persona con discapacidad visual, está por cumplir 99 años el 15 de marzo y no tuvo mejor regalo que ser bendecida por el mismo Papa Francisco en Trujillo durante el recorrido que realizó el sumo pontífice. Su familia en el distrito de Tumán se reunieron para compartir las emociones del catolicismo que los une toda la vida.

En su rostro las lágrimas brotan de emoción al recordar haber tenido tan cerca al Papa en su primera visita al Perú y tocar sus manos para tener la bendición de una forma directa. Su familia recuerda la manera como se pusieron de acuerdo para viajar sin pensar el gran gesto que recibieran de su santidad.

Consideran que la fe mueve montañas y la práctica espiritual que ha desarrollado toda su vida ha tenido resultados. Llamó mucho la atención el mensaje que fue escrito en una cartulina y que hizo que el Papa rompiera el protocolo para bajar a saludarla de la mejor manera. Al regresar a su casa se siente muy contenta y canta un tango de Carlos Gardel celebrando un momento importante para su vida próxima a cumplir 100 años en marzo del 2019.

 

Son 12 hijos, 38 nietos y 35 bisnietos quienes forman parte de esta gran familia que ha sido iluminada por el vicario de Cristo a quien le agradecieron por tan noble gesto.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Medios

Archivo Chiclayo

« Febrero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Síguenos en Facebook